Cuando perdemos a alguien a quien amamos, nuestras lágrimas amargas se suscitan por el recuerdo de las horas en las que no amamos lo suficiente – Maurice Maeterlinck

20161114-cuando-perdemos-a-alguien-a-quien-amamos-nuestras-lagrimas-amargas-se-suscitan-por-el-recuerdo-de-las-horas-en-las-que-no-amamos-lo-suficiente-maurice-maeterlinck-candidman-pinterest

“Cuando perdemos a alguien a quien amamos, nuestras lágrimas amargas se suscitan por el recuerdo de las horas en las que no amamos lo suficiente”.

Maurice Maeterlinck

@Candidman